El “se” Como Pronombre Reflexivo y Recíproco

Empezaremos explicando qué es una "construcción pronominal" y definiremos los diferentes tipos de esta construcción: de persona diferente y de persona convergente. Nos centraremos en esta última para definir al "se" como pronombre recíproco y como pronombre reflexivo.
4 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

En este video vamos a centrarnos en el análisis de una palabra muy importante para el análisis sintáctico. El “se” tiene un uso particular y una función diferente según cumplan en la oración. En esta oportunidad veremos la de pronombre reflexivo y la de pronombre recíproco. Comencemos explicando a qué nos referimos con construcción pronominal. Es una construcción que se forma por un verbo y un pronombre. Veamos diferentes oraciones donde focalizaremos no en el análisis general de la oración sino en los pronombres:

Yo lo miré.

Tenemos la construcción pronominal en “lo miré”. En este caso, “lo” va a estar cumpliendo la función de objeto directo (OD).

Ellos me trajeron paz.

La construcción pronominal es “me trajeron”. Para saber si el “me” es objeto directo o indirecto, conviene pasarlo a la tercera persona, por lo que nos queda “le”. Por lo tanto, es un objeto indirecto (OI).

Se lo dijimos.

Tenemos por un lado el pronombre “lo” que cumple función de objeto directo (OD) y el “se” cumple función de objeto indirecto (OI). Se utiliza un “se” en lugar de “le” por una cuestión de cacofonía, es decir, que suena mal decir “Le lo dijimos”. Cuando quiero reemplazar ambos objetos a la vez, tengo que usar “se” en lugar de “le” para el OI.

En este primer grupo de oraciones que vimos, el sujeto y el objeto no son igual sino que son dos personas diferentes (por ejemplo, por un lado está el sujeto “yo” y por otro el objeto “el”).

Me lavo las manos.

En esta oración, el sujeto es “yo” y “me” es un objeto indirecto. En este tipo de oraciones en el que sujeto y el objeto son la misma persona, la acción que hace el sujeto recae sobre el propio sujeto. Me doy cuenta también porque puedo reforzar la acción diciendo “a mí mismo” (por ejemplo, “me lavo las manos a mí mismo).

Te miras en el espejo.

El sujeto tácito es “tú” y el “te” es un objeto directo porque puedo decir “lo”. Nuevamente, tenemos la misma persona entre sujeto y objeto, y puedo agregar el refuerzo “a ti mismo”.

Este tipo de pronombres se denomina reflexivo porque lo que indica es que el sujeto refleja la acción en sí mismo. Es decir, el sujeto hace la acción que lo beneficia a sí mismo.

Él se prepara la comida.

En este caso, el “se” es objeto indirecto porque lo podría reemplazar por “le”, pero de hacerlo así cambia la persona. Es decir, él mismo se está preparando su comida, por lo tanto, debo colocar “se” para que el sujeto y objeto sean la misma persona. En este caso también es un pronombre reflexivo porque indica que el sujeto hace la acción a sí mismo.

En este segundo grupo de oraciones vimos los pronombres reflexivos, que son los que indican que el sujeto y el objeto son la misma persona, y a los que se les puede agregar el refuerzo “a sí mismos”.

Nosotros nos besamos.

En este caso, estamos hablando de que la acción del sujeto recae en el objeto y luego el objeto la devuelve al sujeto. Este “nos” lo podemos reemplazar por “lo”, por eso es objeto directo.

Ellos se saludan.

Nuevamente, es una acción recíproca, por lo que el “se” también puedo reemplazarlo por “lo” y es un objeto directo.

En este último grupo de oraciones, tenemos un tipo de pronombre que se va a llamar pronombre recíproco, porque lo que un sujeto hace sobre un objeto, después ese objeto lo vuelve a hacer sobre el sujeto. Le agrego el refuerzo “mutuamente”.

En resumen, vimos que las construcciones pronominales pueden ser de dos tipos: por un lado, cuando el sujeto y el objeto son diferentes personas; y por otro lado, cuando el sujeto y el objeto son la misma persona. En este último caso, tenemos además que pueden haber pronombres reflexivos (la acción del sujeto recae sobre el mismo sujeto) o recíprocos (la acción del sujeto recae sobre el sujeto y después la función del objeto recaerá sobre el sujeto).

Yoraima La explicación es perfecta, pero una pequeña aportación, para aquellos que somos leistas y laistas, nos resulta muy dificil comprender este método de identificar CD y CI , ya que lo que es erroneo nos suena bien.
Lorena Herrera están buenísimas y muy claras, las explicaciones!!!
mirexx Lesly hola me facina el video y me ayudaste eres terrorificamente espeluznante
francisca elva condori hola me encanto el video. Los seguiré. Gracias
Vianey Barajas Enseñan e ilustran sobre la lengua y usan solo MAYÚSCULAS…, sé que esto no es correcto.
Guido La explicación acerca de como darse cuenta si "Me" es un O.I es incorrecta, este se reemplaza de la siguiente manera: Me trajeron un regalo, (Está claro que la acción recaes sobre mí, entonces se podría sustituir por una construcción similar objetiva, A mí. (Trajeron un regalo, a mí).