Construcciones Verboidales: el Gerundio

Este es el tercer video que veremos sobre las Construcciones verboidales, en el cual nos centraremos en el estudio del gerundio. Veremos cómo se comporta dentro de la oración: qué función cumple y qué modificadores lleva.
5 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

En este video vamos a hablar sobre las construcciones verboidales, en especial, las del gerundio. Pero primero, recordemos a qué nos referimos con verboides. Un verboide es una palabra que por un lado se comporta como verbo y por otro lado como otra clase de palabra. Además, se llaman formas no personales del verbo, ya que no concuerda con una persona porque no se pueden conjugar. En el caso del gerundio, por ejemplo, la palabra “trabajando” viene del verbo “trabajar” pero no se puede conjugar (no digo “yo trabajando”). Veamos cómo se comportan los gerundios en una oración:

Todos los días voy caminando a la oficina.

Comencemos buscando el núcleo verbal: es el verbo “voy”, que viene del verbo “ir” y está conjugado (no es el caso de “caminando” que es un gerundio). Tenemos un sujeto tácito porque no aparece en la oración (ST: yo).Toda la oración entonces equivale al predicado verbal simple (PVS) y como tiene sujeto y predicado se trata de una oración bimembre (OB). Dentro del predicado, tenemos por un lado, un circunstancial de tiempo (CL): “todos los días”, en donde “días” es el núcleo (N) y “todos” y “los” sus modificadores directos (MD). Por otro lado, tenemos dos estructuras más: “a la oficina”, que es el complemento circunstancial de lugar (CCL), el cual se denomina así porque comienza con una preposición “a”, que cumple función de nexo subordinante, y un término, compuesto por el núcleo “oficina” y su modificador directo “la”. Por último, tenemos el gerundio “caminando”, que indica cómo voy a la oficina, por lo tanto, es un circunstancial de modo. Por lo tanto, está actuando como un adverbio. Recordemos que los verboides actúan de dos formas: por un lado, como verbo y por otro, se asimilan como otra clase de palabras. En el caso del gerundio, con los adverbios, por lo que cumplirán dentro de la oración una función circunstancial. Veamos otro ejemplo donde el gerundio tome otra función:

Planchando la camisa, me quemé el dedo.

El núcleo verbal es “quemé” porque está conjugado, ya que nos da a entender la existencia de un sujeto tácito (ST: yo). El resto de la oración es el PVS y se trata de una oración bimembre. Continuemos entonces analizando el predicado: por un lado, tenemos un objeto directo (OD): “el dedo”, ya que puedo reemplazarlo por “lo” (“me lo quemé”). Por otro lado, tenemos un “me” que está cumpliendo la función de un “le” en primera persona, por lo tanto es un objeto indirecto (OI). Por último, “planchando una camisa”, es un circunstancial de tiempo o de modo, porque responde tanto a la pregunta ¿cuándo? como a la pregunta ¿cómo? El núcleo es el gerundio “planchando”, pero como sigue siendo un verbo, puede tener los modificadores de un verbo. Por eso, “una camisa” es un objeto directo, ya que puedo reemplazarla por “la” (“planchándola”). Para indicar que el circunstancial de modo tiene un núcleo Verboidal, debo colocar que es una construcción Verboidal, marcándolo de la siguiente manera: CM (CV).

Repasemos lo que vimos: el gerundio se asimila a la función de los adverbios y van a ser circunstanciales. Además, como se comportan también como verbos, pueden tener los modificadores de un verbo por más que cumplan la función de otra palabra.

Roller Agutt Mix muy buena pag
cory quijije csz
Julia Liadsky hola, ayudanme porfavor! y sí tengo la siguiente oracion: La empresa decidió cancelar el viaje. ¿cómo analizo la palabra cancelar? ¿es un objeto directo?
Margarita Villaescuza puede ser qe sea un objecto directo
hace 3 años - Me Gusta (1) | Reportar abuso