Verbos Irregulares

En este video nos dedicaremos exclusivamente al estudio de los verbos irregulares. Aprenderemos por qué se denominan así, cómo se forman, cómo funcionan a nivel oracional y cómo se relacionan con las demás construcciones dentro de la oración.
12 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

En esta oportunidad vamos a hablar de los verbos irregulares. Estos verbos alteran la raíz del verbo cuando está en infinitivo. Por ejemplo, si tengo el verbo “jugar” y lo paso a presente de la primera persona del singular, digo “yo juego”. Entonces, la raíz “jug” pasa a “jueg”, por lo tanto, hay una alteración de la raíz cuando está en infinitivo. Además, los verbos irregulares también alteran la desinencia. Esto significa que no siguen el patrón de cambios de la desinencia de los verbos regulares. En algunos casos pueden alterar la raíz sola, la desinencia sola o ambas al mismo tiempo.

Por último, la irregularidad de estos verbos depende de tres cosas: del tiempo, del modo y de la persona gramatical (primera segunda o tercera en singular o plural). Vamos a ver una serie de ejemplos para entender cómo se forman estos verbos irregulares y cómo se conjugan.

Comencemos conjugando el verbo regular mirar. Lo tenemos en los siguientes tiempos: Presente (miro), Pretérito Imperfecto (miraba), Pretérito Perfecto Simple (miré), Futuro (miraré), Condicional (miraría) y Presente del Subjuntivo (mire). Este verbo tiene la raíz “mir“ que se mantiene en todos los tiempos sin importar el modo. Vamos ahora a conjugar tres verbos y veamos qué pasa con ellos.

ESTAR: estoy, estaba, estuve, estaré, estaría, esté, estuviera / estuviese. En el infinitivo, la raíz del verbo es “est“. En este caso, la raíz se mantiene. Pero la desinencia, no sigue el patrón de los verbos regulares.

CABER: quepo, cabía, cupe, cabré, cabría, quepa, cupiera o cupiese. La raíz del verbo es “cab–” y vemos que en muchas de las conjugaciones no se mantiene. En cuanto a la desinencia, mantiene bastante el patrón de los regulares. La desinencia tampoco es igual. Es un verbo muy irregular ya que no mantiene el patrón de desinencia y además altera las raíces.

OIR: oigo, a, , oiré, oiría, oiga, oyera u oyese. Esto es en primera persona. Veamos cómo sería en la segunda persona: oyes. La raíz de este verbo es “oi–” y vemos que en algunos casos no se mantiene. En cuanto a la desinencia también varía. Por lo tanto, el verbo “oír” no se altera del todo ya que varía la raíz y la desinencia pero dependen mucho de la persona gramatical.

Para resumir, podemos decir que cada verbo irregular es un caso y no todos son iguales. Por eso, cada uno puede ser diferente de otro, y tenemos que tener en cuenta esas diferencias para clasificarlos como irregulares.

Yasumi Cunya Paucar hello
Niv demasiado leeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeento
Susanitha me parece buena la clase de verbos irregulares, me intereso la altarecion entre los verbos al cambiar de estado infinitivo al estado presente. muchas veces usamos la misma palabra en diferente tiempo y no nos damos cuenta, y es importante saber de que se compone nuestro vocabulario. por ultimo tengo una pregunta, no me quedo claro la desinencia.
Valery OntiveRoocks me parece buena la clase de verbos irregulare, me intereso la altarecion entre los verbos al cambiar de estado infinitivo al estado presente. muchas veces usamos la misma palabra en diferente tiempo y no nos damos cuenta, y es importante saber de que se compone nuestro vocabulario. por ultimo tengo una pregunta, no me quedo claro la desinencia.
Joel geniaaall...me vino de 10...!!!! graxx ;)
francisca no se supone que los verbos regulares modelos son amar temer y partir? si vos tenes el verbo caber con el verbo modelo que se debe comparar es temer no mirar
luly XD PERO RE ESTAS EQUIVOCANDO
hace 3 semanas - Me Gusta (0) | Reportar abuso
vanessa Muy Buena Explicacion C:
vanessa Muy Buena Explicacion c:
laura si my buena
hace 2 años - Me Gusta (0) | Reportar abuso
Teresa Carmen Excelente explicación,me vino bien para explicar a mis alumnos. Gracias
raquel mendez muy bueno