Interjecciones

En esta oportunidad abordaremos las interjecciones. Veremos los tipos de interjecciones que podemos encontrar, cómo identificarlas y no confundirlas con otra clase de palabra, para luego ver una serie de ejemplos básicos que nos ayudarán a comprenderlas mejor.
4 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

En este video vamos a hablar de las interjecciones. Por un lado, las interjecciones son palabras o frases cortas. Además, por lo general son invariables, es decir que no van a variar en género ni en número. También sabemos que tienen una unidad melódica propia. Esto significa que si bien son oraciones, no pertenecen a una construcción oracional particular (es decir, que si aparecen en una oración, no pertenecen a la construcción principal sino que forman ellas mismas una oración por tener unidad melódica propia).

Por otro lado, las interjecciones determinan muchísimas cosas, entre ellas: asombro, dolor, molestia, interpelación, sorpresa, duda, llamados, etc. Además, suelen ir entre signos de exclamación. Por último, sabemos que las interjecciones forman parte del lenguaje oral y que existen varios tipos. Además, cualquier palabra puede estar en esta categoría si tiene la carga semántica correspondiente a la interjección. A continuación, vamos a ver una serie de ejemplos para entender un poco mejor a los diferentes tipos de interjecciones, entre ellas las propias, impropias y las de expresión.

En primer lugar tenemos a las Interjecciones Propias. Se denominan de esta forma a las interjecciones que están formadas por una sola palabra. Además, se trata de interjecciones puras. Con esto nos referimos a que no las vamos a encontrar dentro de la oración sino por fuera de ella, siendo una oración propia. Algunos ejemplos de este tipo de interjecciones son:

¡Shhhh! Con esta expresión, nos estamos refiriendo al silencio.

¡Oh! En este caso, nos estamos sorprendiendo.

¡Ey! Es un claro llamado de atención.

¡Puaj! La utilizamos cuando nos estamos refiriendo al asco.

¡Hola! Es un saludo

¡Ojala! Estamos ante una expresión de deseo.

En segundo lugar tenemos las Interjecciones Impropias. Este tipo de interjecciones corresponden a palabras que se encuentran dentro de una oración, y en las que pueden aparecer verbos, adjetivos, sustantivos, etc. Veamos algunos ejemplos:

¡Auxilio! Es claramente un pedido de ayuda.

¡Caramba! Está expresando una sorpresa.

¡Cielos! En este caso, tenemos otro estilo de sorpresa.

¡Bien! Es una expresión de alegría o entusiasmo

¡Genial! Al igual que el ejemplo anterior, es una expresión de alegría o entusiasmo.

Por último, las Interjecciones de Expresión son locuciones o frases hechas que ya están conformadas y que no se encuentran dentro de una oración. Generalmente responden a una sorpresa del tipo negativa, entre ellas, encontramos los siguientes ejemplos:

¡Ay de mí!

¡Dios Santo!

¡Qué horror!

¡Qué dolor!

¡Madre mía!

¡Qué sorpresa!

paola excelente
Jefferson Está muy bueno.
hace 12 meses - Responder | Me Gusta (0) | Reportar abuso