Adverbios de Duda

En este video trabajaremos específicamente con los adverbios de duda. Aprenderemos a identificarlos dentro de la oración y a establecer su función en la misma.
6 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

En esta oportunidad vamos a hablar de los adverbios de duda. Por un lado, los adverbios de duda expresan duda o inseguridad del sujeto en relación a la acción verbal. Es importante de destacar que cuando hay un adverbio de estas características, afecta no sólo al verbo sino también a toda la oración o construcción oracional. Además, pueden expresarse con locuciones como “tal vez” o “a lo mejor”, que son las que usamos cotidianamente.

Por otro lado, existen tres variantes de adverbios de duda con terminación “–mente”, los cuales también son derivados de adjetivos, y que sí veremos a continuación. Estos son: probablemente, posiblemente y seguramente. Algunos se pueden utilizar con Modo Indicativo y otros con Modo Subjuntivo. Como esto no sigue una regla en particular, va a depende del aprendizaje y del uso que le demos a los adverbios de duda. A continuación, vamos a hacer un acercamiento a estos adverbios para tratar de entenderlos un poco mejor, determinando su función, a través de los siguientes ejemplos:

A lo mejor vamos a la fiesta.

Este ejemplo posee el verbo “vamos” que se encuentra en tiempo Presente del Modo Indicativo. Además, “a lo mejor” es una locución adverbial.

Tal vez vayamos a tu casa.

También tenemos una locución adverbial: “tal vez”. Pero el verbo “vayamos” está en Modo Subjuntivo. Con la práctica, sabremos que según el tipo de locución que usamos vamos a utilizar diferentes modos y tiempos verbales.

Quizás vengan a la reunión.

En este caso, tenemos un verbo en Modo Subjuntivo (“vengan”) y el “quizás” es un claro adverbio de duda. “Quizás” es el prototípico de los adverbios de duda y puede reemplazar a todos los adverbios de este tipo que existan, inclusive a las locuciones adverbiales y a los adverbios terminados en –mente. (Por ejemplo, podemos decir “Quizás vayamos a tu casa”).

Posiblemente deba operarme.

Aquí tenemos uno de los tres adverbios terminados en –mente. El verbo “deba” está en Modo Subjuntivo.

Se encuentra probablemente en un embotellamiento.

Nuevamente, otro adverbio terminado en –mente, “probablemente” pero con el verbo en Modo Indicativo: “encuentra”.

Seguramente él logre explicarte lo que pasó.

Por último, en este ejemplo tenemos otro adverbio terminado en –mente (“seguramente”) y el verbo “logre” se encuentra en Modo Subjuntivo.

Es importante destacar que en todos los casos, vemos cómo los adverbios de duda afectan a toda la construcción oracional y no se refieren únicamente a la duda del verbo. Por ejemplo, “Tal vez vayamos a tu casa”, primero está “vayamos a tu casa” y luego el “tal vez”.