William Turner

Pintor inglés, una importante figura del arte europeo que desarrolló su lenguaje pictórico desligándose de estructuras clásicas y posicionando al paisaje como un gran tema en la pintura. Muchos de los impresionistas lo señalan como una gran influencia. También se destacó por sus acuarelas.
6 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

William Turner (Londres, 23 de abril de 1775 - Londres, 19 de diciembre de 1851) fue un artista que dio rienda suelta a la imaginación de aquellos que lo sucedieron. Los críticos lo señalan como uno de los precursores del impresionismo. Sus primeras pinturas son unas acuarelas magistrales.

“El Panteón, la mañana después del incendio” (1792) demuestra el oportunismo y la habilidad casi innata que demostró el pequeño William Turner. Luego del incendio del teatro El Panteón, ubicado en la calle Oxford, en Londres, Turner se atrevió a realizar esta magnífica acuarela que muestra toda la actividad de la gente y todo lo que sucedió luego del incendio de aquel famoso teatro.

“Pescadores en el mar” (1796) es su primer óleo, con el que Turner enseña todas sus habilidades. Es una de esas obras magistrales en las que Turner se interesa por los elementos de la naturaleza. Algo que lo obsesionó casi toda la vida fueron las tormentas, las altas mareas y todo lo que sucede en torno a la vida marítima. Sin duda este cuadro, que versa sobre muchos verdes, amarillos y bastantes grises verdosos, es una de sus mejores ejecuciones aún siendo muy joven. Turner ingresa en la Real Academia de Arte de Londres con tan solo 14 años de edad.

Esa idea romántica de la naturaleza y su poder sobre el hombre lo lleva a realizar varias telas. Una de ellas es “La caída de un alud en los grisones” (1810) que relata justamente la caída de un alud en pleno acontecimiento, en uno de los cantones suizos. Se interesó siempre por observar las tormentas y los fenómenos climatológicos, que luego supo traducir perfectamente en sus telas, algo que fue desarrollando con el paso de los años.

“Paisaje composición de Tivoli” (1817) muestra su gusto por los paisajes y por los temas italianos que dieron inspiración a tantos artistas a través de los siglos. Nunca abandona esa idea del paisajismo inglés, tan importante para los artistas que lo precedieron en el barroco y en el neoclásico, y que muchos artistas modernos retomaron.

“El monte Vesubio en erupción” (1817) muestra su interés por la fuerza de la naturaleza y esa genialidad que tuvo para soltar su pincel para realizar unos trazos de manchas tan fuertes, de colores y empastes despreocupados pero a la vez organizados. Podemos observar el tratamiento del cielo como si hubiese estado en aquel en momento en el que el Vesubio hizo erupción, acabando con Pompeya y Herculano. Representa también una pequeña embarcación sumida en una importante en marea y una serie espectadores que en la playa observan este espectáculo que Turner lleva a la tela de una manera magistral.

“El coliseo romano” (1820) es uno de esos temas recurrentes para muchos de los artistas que visitaron Italia durante los siglos pasados. Es el redescubrimiento de todas estas ruinas lo que lleva a los artistas del romanticismo a versar sobre estos temas clásicos.

“Una tormenta (Naufragio)” (1823) es una pintura en la que advertimos toda una serie de ritmos y de líneas compositivas que, aunque no sean tan evidentes, nos hacen pensar en una especie de coreografía pictórica. Más allá del tema del barco que se encuentra en medio de un naufragio, nos trae toda una delicia pictórica, que seguramente era en lo que más se interesó.

“Incendio en las casas del parlamento” (1835) recuerda un poco a “La erupción del monte Vesubio”, con un observador que desde la distancia contempla alguna tragedia de magnitudes muy importantes. Turner se preocupa en algunas zonas del cuadro por realizar algunos detalles minuciosos, pero en el resto simplemente le interesa la textura del fuego, de las nubes, del cielo y de lo turbio que se vuelve todo el paisaje gracias a este gran incendio que está devorando las casas del parlamento, tema sobre el cual realizó varias telas y composiciones magistrales.

Con el paso de los años William Turner se vuelve un artista más abstracto, algo que apreciarían sobremanera los artistas que estudiaron su obra durante el siglo XX, y por lo que muchos historiadores le atribuyen el título de precursor del impresionismo. En “Tormenta de nieve. Barco de vapor en la boca del puerto” (1842) se olvida de todo detalle minucioso. Simplemente suelta pequeños vestigios de lo que se trataría de una nave en la mitad de una tormenta. Por lo demás, en lo único que se concentra Turner es en el ritmo y en ese baile maravilloso que están proponiendo la nieve y sus pinceladas en esta tormenta magistralmente retratada.

Ramon Rodolfito ¿Alguna Pregunta o Comentario? Escribe aquí
Nelson Julca Arrascue eso te despejara tu mente
jesus cuantos años tienes
hace 4 días - Me Gusta (0) | Reportar abuso
jesus mano
hace 4 días - Me Gusta (0) | Reportar abuso
jesus ggff
hace 4 días - Me Gusta (0) | Reportar abuso
jesus es broma lo de enante
hace 4 días - Me Gusta (0) | Reportar abuso
Ceci Admiro muchisimo la obra de este gran pintor casi desconocido como impresionista. Conjugaba muy bien en sus telas la composición y los efectos atmosféricos.
Tu Bebe quiero hacer un montaje para mis fotos