Arte Bizantino

Historia del Arte Bizantino - Siglo VI-XI. Estudiaremos el surgimiento de un arte cristiano, luego de la caída del imperio romano. Los mosaicos, las basílicas y los baptisterios aparecen como grandes obras de arte dedicadas a la religión. Ejemplo de ello es la catedral de Santa Sofía en Estambul, la basílica de Roma y la de Santa Prudencia.
4 calificaciones
Comentarios y Preguntas
Contenido

El Arte Bizantino (S.VI – S.XI), surge a la sombra de la caída del gran Imperio Romano, dominado y cultivado por la figura del emperador Constantino (274 d.C. – 337 d.C.), quien instaura en el año 313 d.C. a la religión cristiana como oficial y unitaria.

Conjuntamente decide cambiar la capital que era Roma, por Bizancio (actualmente Estambul), siendo la nueva capital un punto estratégico entre Oriente y Occidente, y consolidando en esta nueva sede, la construcción de numerosas sedes religiosas y de culto cristiano.

Con la llegada del emperador Teodosio (347 d.C. – 395 d.C.), el imperio es dividido en dos: Occidental, con sede en Milán, Italia (encargado a su hijo Honorio) y Oriental, con sede en Constantinopla (en manos de su otro hijo, Arcadio). Oriente cae en el año 1453 d.C. y Occidente en el año 476 d.C.

La Basílica de Roma (312 d.C.), icono del Arte Bizantino, consta de 3 naves, siendo la nave principal la más alta (35 metros). La Basílica está dominada por arcos de medio punto y bóvedas de cañón, claves en la arquitectura romana.

La Catedral de San Prudencio (400 d.C. aprox), es un claro ejemplo de la comunión entre las diversas manifestaciones artísticas (pintura, escultura, mosaico, etc). Esta sede alberga una de las primeras representaciones de Jesús como todopoderoso y dotado de poder absoluto, estando así ubicado, en la parte más importante y central del edificio.

Un bello ejemplo de construcción bizantina es el Mausoleo de la emperatriz Gala Placidia (388 d.C. - 450 d.C.), ubicado en la ciudad de Rávena, en Italia. En este mausoleo se halla uno de los mosaicos más hermosos de este periodo, compuesto por millones de teselas cerámicas dispuesta de manera estratégica para representar escenas religiosas y así hacer llegar el mensaje divino al pueblo, de manera simple e ilustrativa.

También el Baptisterio Neoniano de Rávena (S.IV), de base octogonal, fue construido como los edificios de su índole, para bautizos y alberga en su interior numerosos mosaicos y pinturas alusivas a la figura de dios.

Otros ejemplos son La Basílica de San Apolinar, donde aparece protagonista, en el ábside, la figura del cristo redentor como así también la Iglesia de Santa Sofía (360 d.C.), en Estambul, siendo esta última modificada y remodelada hacia el año 1453, cuando fue nombrada mezquita.

Uno de los mosaicos mas conocidos es el del emperador Justiniano (482 d.C. – 565 d.C.), en Rávena, que muestra a su figura junto a la de toda su corte, conjuntamente al mosaico de su esposa, la emperatriz Teodora (500 d.C. – 548 d.C.), también reunida junto a su sequito.

Y para finalizar, nombraremos a la Catedral de San Marcos, en Venecia, Italia (828 d.C), la cual fue como tantas iglesias bizantinas, remodelada y reconstruida, agregándole toques de diversos estilos arquitectónicos.

Yohanny Reynoso Perez mi clases de mi eposicion arte bizantino
R.j. Tengo algunas dudas, la basílica de Roma que describes en el texto ¿ es la actual de san Pedro ? gracias de antemano.
R.j. Ya me he dado cuenta al ver el vídeo, la de Roma son ruinas y la de san pedro actual es una reconstrucción moderna.
Edison Xebastian muy buen info